Jardín Majorelle

Cactus, palmeras, jazmines, bananeros o bambús son algunas de las diferentes especies que el pintor francés Jacques Majorelle fue recopilando en sus diferentes viajes por todo el mundo y creando así desde 1924 un jardín botánico que va más allá, es un oasis dentro de Marrakech.

 

No es extrañar que la belleza de los Jardines Majorelle, cautivasen al diseñador Yves Saint-Laurent, propietario de la finca desde comienzo de los años 80, ya que representan un cuadro vivo teñido del azul más intenso, cuyo tono ya ha pasado a la posteridad conocido como ‘azul majorelle’.

El diseñador francés visitó la ciudad por primera vez en 1962 y quedó tan prendido de la esencia de la ciudad que a finales de esa misma década decidió adquirir su primera vivienda allí. Pero no fue hasta comienzos de los 80 cuando se hizo con la propiedad de los jardines ante el peligro de su derrumbe para la construcción de apartamentos.

Si bien es cierto que están un poco alejados de la Medina, también hay que reconocer que el paseo hasta allí merece la pena, ya que son completamente espectaculares. Lo que sí hay que tener en cuenta es que el recinto no es excesivamente grande y se suele abarrotar enseguida, por lo que visitarlo bien a primera hora de la mañana o a última de la tarde es la mejor opción para poder disfrutar un poco más holgados de su belleza.

  • Horario: de 8:00 a 17:30 horas en los meses de octubre a abril, que se amplía hasta las 18:00 en los meses de mayo a septiembre, exceptuando en época de Ramadán, cuyo horario es de 9:00 a 17:00 horas.
  • Precio: 70 dirhams

¡¡¡Déjanos tu opinión!!!